Botox

El botox es una proteína conocida como toxina botulínica, que sirve para bloquear el movimiento del músculo que no se desea que se contraiga. Relaja los músculos y evita las contracciones repetitivas que provocan las arrugas y la rotura de la piel. También tiene otros usos médicos que no son estéticos como el control del sudor excesivo, cefaleas crónicas, estrabismo…

Los profesionales de Clínica CEO se encuentran debidamente cualificados; cada zona donde se aplica botox tiene su propia técnica de pinchazo, por lo que los médicos de Clínica CEO poseen un profundo conocimiento de la anatomía facial.

Los resultados son visibles a partir de las 72h. y paulatinamente van mejorando los siguientes días. El tratamiento dura en torno a 6 o 10 meses.

Para más información, solicita una consulta con nuestros profesionales.